“Objetivo: el bienestar emocional del niñ@”

El EQUILIBRIO y el BIENESTAR EMOCIONAL son la base del desarrollo integral del alumnado. Cuando el niño está equilibrado y es capaz de controlar sus emociones, será capaz de sacar adelante cualquier otro aspecto relacionado con su educación. Por ello, en la escuela hemos iniciado prácticas para trabajar el autoconocimiento, el control de las emociones, la atención/conciencia y la relajación.

Tanto las familias como los profesores hemos realizado formación en Mindfulness. Los adultos, además de ser ejemplo para l@s alumn@s, hemos estudiado técnicas y ejercicios concretos para poner en práctica con nuestr@s alumn@s, tanto en la escuela como en el hogar.

Pero esto no ha comenzado aquí y ahora. Llevamos años trabajando y cuidando la inteligencia emocional. Empezamos practicando ejercicios  de relajación con alumnado que tenía problemas de concentración. Visto los resultados positivos que aportaba, empezamos a utilizar técnicas con el cuenco tibetano, ejercicios de respiracion, meditaciones guiadas… para la resolución de conflictos. Tenemos claro que este es el camino a seguir.

En nuestra escuela es fundamental que el niñ@ sea feliz, se sienta libre y protegido, para que el proceso de su educación sea el más adecuado al ritmo de cada un@, y vaya afianzando su personalidad.